Decálogo de la depuración de las aguas residuales en las pequeñas poblaciones.

lunes 03 abril 2017

I.- Los ESTUDIOS PREVIOS (población servida, caracterización de las aguas residuales a tratar y de los terrenos disponibles, aspectos climatológicos, etc.), constituyen una etapa básica para el CORRECTO DISEÑO de las instalaciones de tratamiento.

II.- En depuración NO EXISTEN SOLUCIONES ESTANDARIZADAS. Cada Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) es COMO UN TRAJE A MEDIDA (CON DOBLADILLO), que debe adaptarse a las características propias del entorno en el que se implante.

III.- En las pequeñas aglomeraciones urbanas los MUESTREOS PUNTUALES y la MEDICIÓN PUNTUAL DE CAUDAL de sus aguas residuales no SON REPRESENTATIVOS.

IV.- Antes de implantar una nueva EDAR debemos asegurarnos del CORRECTO ESTADO de la RED DE SANEAMIENTO.

V.- El correcto diseño, construcción y explotación de la etapa del PRETRATAMIENTO SON BÁSICOS para el buen funcionamiento de toda EDAR y, siempre que sea posible, el desbaste debería ser de LIMPIEZA AUTOMÁTICA.

VI.- Para el control de las estaciones de tratamiento la MEDICIÓN DE CAUDALES EN CONTINUO es IMPRESCINDIBLE.

VII.- Las EDAR de pequeño tamaño deben diseñarse, construirse y explotarse con el MISMO RIGOR que las de tamaño mayor

VIII.- No se debe confundir la simplicidad de explotación y mantenimiento de las Tecnologías Extensivas con su diseño y construcción, que deben ser MUY RIGUROSOS.

IX.- Ninguna instalación de tratamiento funciona SOLA y SIN COSTES.

X.- No existe la EDAR que NO GENERE LODOS, y una incorrecta gestión de estos subproductos, condena al FRACASO a las instalaciones de tratamiento. 
javascript:void(0);/*1510426371139*/
www.iagua.es/blogs/juan-jose-salas/decalogo-depuracion-aguas-residuales-pequenas-poblaciones






los comentarios han sido deshabilitados.